sábado, 8 de mayo de 2010

Maratón de baile (1000 $ de premio), de Philip Evergood

Parejas agotadas compiten por el premio de mil dolares en un maratón de baile -muy en boga en los EE.UU. de los años 30-, apoyándose unos en otros, decididos a mantenerse en pie más tiempo que sus competidores. Al fondo, un letrero nos informa de que la competición va por su cuadragésimo noveno día. En la época de la Gran Depresión, muchos desempleados probaban suerte en estos concursos, y a menudo acababan en el hospital, víctimas del agotamiento. Distorsionando los rasgos y vestuario de los competidores, Evergood deja bien claro su desprecio por estos acontecimientos y su compasión por los participantes. El arte de Evergood siempre reflejó las experiencias de la gente corriente. Como otros artistas estadounidenses de los años 30, rechazó la abstracción para pintar cuadros inspirados por los ideales socialistas; para él, el arte era un medio de protesta. En sus obras, la imaginaria fantástica se mezcla con los temas realistas y cotidianos, y el resultado es una visión única de los EE.UU. en los años 30.

- En El ABC del arte del siglo XX, Phaidon.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena esta entrada, tendria que ser fabuloso morir bailando al ritmo que te marcan los compases del capitalismo.

Komunistak.

tr(a)nshistoria dijo...

Gracias compa. Se hicieron cosas muy interesantes en EE.UU. durante los años 20 y 30. Evergood es sólo un ejemplo más.

Un saludo

RaRo dijo...

De hecho, el libro "Acaso no matan a los caballos" refleja en palabras ese momento, ese baile maldito hasta la extenuación. Por cierto que se llevó al cine y la película se tituló "Bailad, bailad, malditos" con Jane Fonda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...