sábado, 18 de julio de 2009

Jazz, un espíritu libertario


"A partir de la década de los 20 el jazz tomó una actitud combativa y de solidaridad con el movimiento obrero, y en contra de la segregación racial, por lo menos algunos de los músicos así lo manifestaron, denunciando las atrocidades en contra de los dos obreros anarquistas, Sacco y Vanzetti, que injustamente eran juzgados por el Estado de Massachussets. En más de una ocasión, trompeta y saxofón acompañaron los mítines de protesta, reunieron fondos y exhortaban a sumarse a la campaña de los anarquistas presos. En algunas huelgas que eran asesoradas por los IWW (Industrial Workers of the World, sindicato revolucionario), las bandas de Jazz estimulaban la lucha, como en la huelga general de la General Motors de 1937, en donde una orquesta de jazz tocaba canciones, y luego se mezclaba entre los obreros para seguir protestando. Louis Armstrong, que en 1964 vendía más discos que los Beatles, públicamente manifestó su total desacuerdo con las políticas del gobierno del Tio Sam, diciéndole en un concierto, mientras hablaba en contra del racismo: el gobierno norteamericano puede irse al infierno".
Imagen de Paul Robeson, músico de jazz anarco-comunista.

2 comentarios:

manueldavid dijo...

Vaya, sospechaba que el jazz debería tener algo de libertario, esos ritmos parecen creados por mentes libres vacías de todo prejuicio.

Un artículo muy interesante.

tr(a)nshistoria dijo...

me alegro de que te haya gustado. lo lei hace cierto tiempo y creo que a través de los blogs se pueden recuperar artículos interesantes que andan perdidos por ahí. un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...