martes, 3 de enero de 2012

Benditos expurgos


Quitad la Contrahistoria y tendréis una remesa de libros expurgados por la magnánima Biblioteca Pública Provincial de Jaén, institución cultural a la que debo el que hayan acabado en mi mesa los títulos que podéis ver (incluidos un par de libros de la mítica Ruedo Ibérico). Y es que la popularmente conocida como biblioteca del parque, en su afán por limpiar de polvo y paja sus estantes, se deshace puntualmente, cada verano más o menos, de los libros que los técnicos consideran prescindibles. Eso es el expurgo, el proceso por el cual las bibliotecas se deshacen de los libros que les sobran para hacer hueco.

Y qué tenemos... Pues algo sobre el POUM, algo sobre el MIL de Puig Antich (MIL son las siglas del Movimiento Ibérico de Liberación) y un libro de título más que interesante: Subersión y perversión; más Una historia de la gentes sin historia. También un tochazo sobre Anarquismo y sindicalismo en España (el tomo centrado en el siglo XIX) y un pequeño ensayo sobre nacionalismo negro en Estados Unidos. Y para finalizar, la traca: La violencia: enfermedad del anarquismo, un libro de historia del socialismo español escrita por un militante socialista al que probablemente le pareció que el título anterior tenía más gancho que, por ejemplo, Historia del socialismo español. Cosas del marketing.

2 comentarios:

Nombres Porcuna Todos los Nombres de Porcuna dijo...

Sinceramente no lo entiendo. Por mucho que he intentado comprenderlo, cómo puede una Biblioteca Pública desprenderse de libros, cuándo su papel fundamental es albergarlos, cuidarlos, y darlos a conocer a sus lectores.

Aún así, tampoco entiendo la magistral selección que han hecho, libros del pensamiento crítico de izquierdas (tan necesario hoy día), y que acaben de esa manera (por suerte recuperados por tí).

Nosotros, a partir de la iniciativa "Regala un libro para escribir otro" estamos intentando que la gente done libros y documentos; y éstos van y los tiran directamente a la calle.

De juzgado de guardia.

Un saludo.

Remedios Garcia dijo...

triste pero real, en Una ocasión me dieron tres Cajas de libros de historia y grandes Novela, su dueña muere y sus e rederos lo regalan, no pude disfrutar por estar escrito en Ingles. la biblioteca no puede quedarse con las cajas por falta de espacio, mi disgusto a parte de tener que encontrar personas Interesadas, es que el cincuenta por cien de los registrados son extranjeros. (que los libros no tengan un rincón en una biblioteca es triste muy triste).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...