domingo, 21 de febrero de 2010

Quizás algún día me atreva...

...a explicar que hay detrás de este mapa, de esta representación gráfica de colorines. Qué bonicos los mapas. Es fácil, al menos aparentemente, intuir lo que hay detrás de este mapa de Francia e Inglaterra... Al menos si habéis estudiado un poquito de historia medieval. Pero si digo que detrás de este mapa se oculta el siglo XIV y buena parte del XV, la cosa cambia. Sobre todo si nos quedamos con el XIV: las ratas correteando por los rincones de las casas de los labriegos, la peste negra, los bubones infectos, las danzas de la muerte, el terror, el hambre, la guerra, el derecho de pernada... ¡Hablemos del milenarismo! ¡El milenarismo ha llegado!, que decía el bueno de Arrabal. Pues claro, el milenarismo... Un tiempo que hizo posible la posibilidad de que el mismísimo rey de Inglaterra se convirtiera en rey de Francia. Si algún día me atrevo... Hoy sería imposible hablar de esta guerra europea... Pienso en Castilla y Aragón, aliadas de Francia. En Bretaña y Portugal, secundarias de lujo de una Inglaterra aliada de la Borgoña traicionera. Pienso en Escocia y en Génova y en el Caballero Negro y en Juana de Arco y en los mercenarios y en los sitios de ciudades y en el papa de Aviñón y en los mil detalles que condicionaron la victoria final de Francia... Tentativa. Solo una burda tentativa, esta entrada rota y desportillada.

viernes, 12 de febrero de 2010

Autorretrato con modelo, de Christian Schad

En este estudio de la vanidad decadente, el artista pinta su autorretrato, desafiándose con la mirada, mientras una mujer desnuda yace provocadora detrás de él, físicamente cercana pero emocionalmente distante. El pintor viste una prenda transparente que parece una capa de piel, unida mediante puntadas en el pecho. La mejilla de la mujer está surcada por una cicatriz impropia. Detrás de ellas se alza una flor fálica, un símbolo narciso, y más allá de ambos podemos entrever los tejados de una sombría ciudad industrial. Schad trató a menudo temas impregnados de intensidad psicólógica como éste, transmitiendo un siniestro escalofrío por medio de un estilo realista y distanciado. Perteneció a una tendencia de la Alemania de posguerra llamada Die Neue Sachlichkeit (La nueva objetividad). Estos artistas rechazaban la abstracción en nombre de un realismo estilizado, que aspiraba a captar la alienación de la vida moderna a través de un estilo lineal que rememoraba a los artistas del Renacimiento alemán. Schad trabajó con los artístas dadaístas al comienzo de su carrera, experimentando con procesos fotográficos innovadores.

-Viene de El ABC del arte del siglo XX (editado por Phaidon en 1999)

sábado, 6 de febrero de 2010

¿Qué significa esto?


video

Algunos antropólogos hablan de hecho social total cuando a través del estudio de un determinado rito o una institución particular, nos podemos hacer una idea global de la sociedad a la que pertenece, por ejempo, dicha institución (pienso en el kula polinesio, el potlach americano o las peleas de gallos balinesas). En cierto sentido, en el sentido del mito o del símbolo, podemos tomar ciertas imágenes o hechos históricos y a partir de ahí desgajar la naranja histórica que centraliza dicha imagen. A eso vamos, aunque no es lo mismo.

Si me vuelvo un historiador malo, etnocéntrico, diré que la historia del mundo ha sido la historia de Europa. Si juego a ser más malo todavía, diré que la historia de Europa es la historia de las relaciones franco-alemanas. Es ahí donde quería llegar... Porque por este camino podemos hacernos una idea de lo que significa este vídeo y esta imagen: la de los nazis pasando junto al Arco del Triunfo en París, la de los nazis desfilando por los Campos Elíseos (esas avenidas adoquinadas donde los ciclistas del tour dan vueltas y vueltas antes de finiquitar el asunto). Porque imaginad que tuvieron que sentir los franchutes que vieron entrar en París a miles de alemanes en fila de a diez, entre himnos de victoria y banderas con la esvástica desplegadas al aire... Imaginadlo por un momento; y pensad que alemanes y franceses habían luchado sin cesar durante, como poco, 70 años. 1) 1870, Guerra Franco-Prusiana: humillación francesa, Guillermo se corona kaiser de Alemania en el Palacio de Versalles, Francia pierde todo el carbón de las regiones de Alsacia y Lorena, Alemania se convierte en la primera potencia continental; 2) 1914, I Guerra Mundial: humillación alemana, Francia recupera Alsacia y Lorena, se persigue el aprendizaje del alemán en esas regiones y se exigen unas indemnizaciones multimillonarias que Alemania, en bancarrota y humillada, no puede pagar; 3) 1940, II Guerra Mundial: humillación francesa, los nazis entran en París sin despeinarse, se sientan con sus botas bien lustrosas en los cafés parisinos, se adueñan de las calles y piropean a las mujeres; 4) 1945, finaliza la II Guerra Mundial: humillación alemana, el destrozado ejército francés, hecho jirones y lleno de izquierdistas españoles, entra en Berlín (al otro lado de la ciudad, los tanques soviéticos).

Una historia que dicen los libros de texto que la Unión Europea, que nació de la CECA -la Comunidad Económica del Carbón y el Acero (una comunidad que permitió a los alemanes y franceses explotar en común los recurso de las zonas fronterizas por la cuales alemanes y franceses se habían peleado durante cientos de años)-, se ha encargado de clausurar. Pero... ¿Definitivamente? El paso de la oca no lo olvidará ni yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...