domingo, 22 de agosto de 2010

Una historia del nihilismo

El libro no tiene autor. Se niega a sí mismo. Tan solo hallamos una dirección de correo electrónico tras la que se oculta el responsable de este pequeño librito que repasa la historia del nihilismo.

Lo conseguí por solo dos euros en el III Encuentro del Libro Anarquista de Salamanca, una verdadera fiesta para los amigos y amigas de la Idea.

Los emisarios de la nada: una historia del nihilismo ruso no es una aproximación inocente, qué va, nos encontramos ante un breve ensayo escrito desde el punto de vista de la historia posicionada, aquella que explicita su renuncia al objetivismo. Un trabajo donde se repasan los orígenes del movimiento nihilista, sus principios filosóficos y políticos, la sociología de sus militantes, su evolución, el mapa de sus corrientes, etc.

Interesantisimo. Y, sobre todo, porque leyendo este librito llegamos a superar la idea que equipara inexcusablemente nihilismo y terrorismo. Porque los nihilistas fueron mucho más que unos simples terroristas (aunque en ningún momento se niega que lo fueran). El autor nos habla de su labor propagandística, de sus inquietudes intelectuales, de la agitación que pretendían canalizar a través de sus periódicos y publicaciones, de sus valores avanzados... También se acerca el autor a las relaciones entre nihilismo y anarquismo (la contaminación mutua y el traspaso de líderes e ideólogos entre ambos movimientos).

Y sí, también se habla de terrorismo: de la propaganda por el hecho, el asesinato del zar Alejandro II o la oleada de atentados que llevaron a cabo grupos como Narodnaya volia (La voluntad del pueblo).

En definitiva, un breve pero interesante acercamiento a la historia de este movimiento que conmocionó la Rusia de mediados del siglo XIX.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ese libro es precioso.
el continente y el contenido.
y las fotos, dios, que terroristas más guap@s ...
y lo venden a 2 euracos, lo que prueba que se pueden hacer cosas buenas bonitas baratas.

Marta Sánchez dijo...

Ya me lo pasarás, Juan, o mejor me lo cuentas cuando nos veamos.

Por cierto, ¿cómo se llamaban esas feministas nihilistas rusas que se afeaban premeditamente como protesta a la estética impuesta?

Marta Sánchez

Maximo Parcial dijo...

Bueno... os acabo de descubrir a través de Nueva Gomorra. Muy interesante blog, muy currado.

Desde mi punto de vista, imprescindible para acercarse a la historia de este movimiento, y para mí lo fue, es el libro "Los Demonios" del enorme Dostoievski.

Salud

tr(a)nshistoria dijo...

Muchas gracias, Máximo.
La verdad es que le echo mucho menos tiempo a tr(a)nshistoria que a Nueva Gomorra, pero este blog me está deparando muchas satisfacciones.

Maximo Parcial dijo...

Eso parece... dedícale si quieres, menos tiempo, pero no lo dejes. Buen trabajo.

Nunca he sido anarquista pero siempre he observado e investigado a los productos de esta ideología desde el respeto y la curiosidad. Por ponerte ejemplos... Koprotkin y su conquista del pan me ayudaron a aprender a pensar. Otra cosa es ya la desmedida confianza en el ser humano...

Salud

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...